Foro Social de Campo de Criptana
¡Por una democracia más participativa!

Portada del sitio > Campañas > No a la privatización del agua > El Foro Social denuncia la represión de la plataforma contra la (...)

El Foro Social denuncia la represión de la plataforma contra la privatización del agua de Alcázar de San Juan

Viernes 21 de febrero de 2014, por Administradora de la web

Desde que el alcalde de Alcázar de San Juan anunciase su intención de privatizar el servicio de aguas de la localidad vecina, hasta entonces gestionado por la empresa pública Aguas del Alcázar, la indignación y la movilización ciudadana para impedirlo ha ido en aumento, hasta que esta misma semana un grupo de personas de la plataforma contra la privatización del agua, ejerciendo su legítimo derecho a protestar, se han encerrado en el consistorio exigiendo la paralización del proceso y la convocatoria de un referendum.

El principal argumento de la alcaldía es el ya gastado discurso de que una gestión privada mejorará y optimizará este servicio público, algo que ha sido rebatido en múltiples estudios. Sin embargo, la verdadera razón es la situación desesperada de endeudamiento y falta de liquidez del ayuntamiento y el clientelismo con las grandes corporaciones como FCC a cuya empresa Aqualia se pretende hacer la concesión. Pero lo peor de todo es la falta de democracia y transparencia en todo el proceso, y la represión y criminalización de la oposición a la privatización.

En Campo de Criptana sabes bien qué supone una gestión privada del agua, con una concesión de más de 40 años a la empresa Aquagest que se lleva todos los años casi el 10% del presupuesto de todo el Ayuntamiento, por un pésimo servicio de aguas que apenas invierte en la mejora de la infraestructura hidraúlica (por poner un ejemplo, todavía un porcentaje elevado de las tuberías para agua sanitaria siguen siendo de fibrocemento con amianto, que la propia Organización Mundial de la Salud ha desaconsejado por provocar cáncer).

Por otro lado, no cabe duda que el modelo de gestión privado es un modelo antiecológico y que a las empresas concesionarias les interesa por encima de todo el aumento del consumo de agua para incrementar sus beneficios. Es también antieconómico, pues acaba siendo más caro para las ciudadanas (entre otras cosas el precio del agua se incrementa al menos en el IVA ya que los servicios prestados por entidades públicas están exentos de su pago), sobre todo en estos momentos de penuria y empobrecimiento. Pero además es antidemocrático y antisocial ya que los ciudadanos dejan de tener control en la discusión, elaboración y toma de decisiones sobre un tema de interés general tan importante como este (por no hablar de la inexistencia de organismos reguladores o indicadores de gestión que evalúen el servicio).

La propia Comisión Europea acaba de rechazar una directiva encaminada hacia la privatización del agua como resultado de la primera iniciativa ciudadana europea que ha recogido casi dos millones de firmas y que rechaza la privatización de los servicios de agua y pretende que este recurso se considere un derecho humano, como lo ha declarado la ONU.

Desde el Foro Social de Campo de Criptana exigimos al Ayuntamiento de Alcázar de San Juan que paralice inmediatamente el proceso de privatización de la gestión de la Empresa Municipal de Aguas, que reconozca a la plataforma contra la privatización del agua como interlocutora legítima del pueblo alcazareño, facilitando cauces de diálogo y participación en pos de la mejor solución, y que convoque un referéndum para que la población, en el ejercicio pleno de su voluntad democrática, se pronuncie sobre el tipo de gestión que quiere de sus aguas municipales, máxime cuando una propuesta del calado de esta no estaba incluida en el programa electoral de los partidos en el poder.